sábado, 21 de marzo de 2009

Mamá, ¿hoy quién viene?


Con esa pregunta se han levantado tantas veces mis hijos mayores, Yago y Paloma, que ya es algo que yo misma me pregunto cada fin de semana y en época de vacaciones casi todos los días. ¿Hoy quién viene?
Esto es lo que yo siempre viví en casa de mis padres. Una casa viva, con mucha gente siempre dispuesta a comer. Y ahora, me toca a mí. Me encanta cuando nos visitan familiares y amigos. Y me encanta también reunirnos como solemos hacer en este país, delante de una buena mesa y enlazar la comida con la merienda y ésta a su vez con la cena. Luego te quedas que no hay quien se mueva, pero el trajín de la semana vuelve a poner nuestros estómagos en su sitio de nuevo, y viviremos pensando en quién vendrá el domingo que viene.
Esto es lo que quiero que sea mi casa. Un hogar donde los que vivimos seamos muy felices y en el que los que vengan lo sean también. Un lugar donde nos podamos reunir y charlar, reírnos, cantar y disfrutar. Y eso quiero que sea este blog: un espacio en el que podamos compartir charlas agradables junto a un buen plato de comida.
Espero que os guste. Sois todos bienvenidos.

Y en cuanto a la foto de las tartaletas, se trata de una crema de trufa en tartaletas de masa quebrada. Una delicia como postre, acompañadas de un buen vino dulce, un Ordóñez, Con arte, por ejemplo, o un buen champán francés. 

17 comentarios:

Rey dijo...

¡Ay, qué ganas de que llegue el verano para quedarme contigo fuera, a la luz de una vela y una copa de vino!

Anónimo dijo...

Cierto cuanto se dice en esta entrada, es como dice el poema"el dia huele a pan nuevo". Bonita casa rodeada de tomillo, romero y demasiados matojos, !ah! y demasiados juguetes.
Si eres feliz haciendo felices a los que visitan tu casa, con razón tienes tantos artilugios para hacer comidas y tu especialidad, los postres.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Los mejores momentos del verano los he vivido en tu casa y de ella he hablado varias veces en mi blog. Bienvenida a la blogosfera. Me declaro tu seguidor. Ex corde, Jesús

Anónimo dijo...

Aquí tienes a dos seguidores incondicionales de tus tartaletas.

Te deseamos mucha suerte, en ésta tu nueva aventura.

Besos de Sandra y Jorge.

Mirna dijo...

Rey, e intentar distinguir el olor de la dama de noche. Ay, sí, cuántas ganas.

Anónimo, si vieras los matojos de ahora, con la llegada explosiva de la primavera, son más altos que los niños. En cuanto a los artilugios de cocina, ya sabes, son los calderos mágicos de una bruja con poco tiempo.

Jesús, ¿sabes que Victoria sigue preguntando por ti? A veces le tengo que poner tu blog para que vea tu foto y se quede contenta. El problema es luego sacarla de él.

Muchas gracias a todos por haber estrenado mi página. De corazón os invito a una tartaleta, primero virtual, y si venís el domingo, la haré real.

Monica dijo...

Me encanta tu blog, pero no podía ser de otra manera, eres muy especial y por eso todo lo que te rodea, se convierte en algo hermoso, reparte muchos besos a todos y el mas grande para Rey por lo bonito de sus letras, sois geniales

Mirna dijo...

Sandra y Jorge, qué alegría teneros por aquí. Ya sabéis que os las debo de verdad. Así que esta semana, teléfono en mano y nos organizamos. Muchos besos.

Mirna dijo...

Muchas gracias, Mónica, por tu visita. No te quepa duda que el beso que mandas llegará a su destino. Me encantaría que un día estuvieseis entre nosotros en nuestra casa de campo. Ahí queda la invitación. Besos para todos (especialmente de Paloma a Donald).

Anónimo dijo...

Mirna, corazón, muchas gracias por invitarme a tu rinconcito, no me extraña en absoluto que lo tengas siempre lleno de gente, ya que eres todo dulzura y a tu lado todo es calma, y además como se de muy buena tinta lo bien que cocinas, te lo repito, no me extraña en absoluto que tu casa sea un lugar de encuentro para familia y amigos.

Da un besazo a David, y a los peques, a mi Santiago, que ya sabes que me dejo enamorada, y a Paloma, la preciosa niña de los ojos grandes y expresivos.

Muchos besos para tí también y no dudes que ya que me quedas lejos fisicamente, te visite en tu casa através de este blog.

Marga

Ángeles L. Satorre dijo...

Querida Mirna:
Lo primero es darte la bienvenida al ciberespacio y darte muchos ánimos para que esta nueva aventura te sea muy placentera.
Lo segundo: Gracias porque cada vez que voy verte me haces sentir parte de ella, es estar en casa... Tú y tu familia sois un regalo para todos los que "okupamos" cada domingo tu gran casa.
Un besazo.
Ángeles

Mirna dijo...

Muchísimas gracias, Marga, por visitarme. No veas qué ilusión me hace. Ojalá algún día esa visita no sea solo virtual y podáis venir a disfrutar con nosotros, a este sol del sur que se cuela por el alma. Ya sabes que estáis invitados.

Ángeles, me alegro que te sientas "okupa" de mi casa. Sabes que te considero mucho más que eso; para mí eres una amiga y tienes siempre un huequito en mi casa y otro más grande en mi corazón.
Besos.

Judit dijo...

Mi admiración por sacar tiempo para la blogosfera. Entre exámenes, tartas, mellizos y carpintería no se cómo te las apañas. Muchas gracias por esos momentos tan agradables que hemos pasado en tu casa. Ahora me vienen a la mente los ensayos para la boda de Chiqui, las bodas de plata de mis padres...Lo dicho, muchas gracias.

Mirna dijo...

Judit, no sé si sabrás que cuando compramos Costilla Beach II nos pusimos como condición que tenía que seguir manteniendo el espíritu de la antigua costilla Beach I.
Un beso muy fuerte.

Rosa dijo...

Mirna te deseo de corazon que disfrutes de este espacio, se que asñi será, por que eres una persona muy especial a la cual yo añoro desde hace dias.
Un beso enorme de todo corazon.

Mirna dijo...

Muchas gracias, Rosa. Ya sabes dónde encontrarme cada vez que quieras. Sigo aquí, en mi rinconcito, con mis ratoncitos y demás. Estás invitada.
Un besazo.

Anónimo dijo...

Mirna, me encanta tu blog y todo lo que cuentas en él, las fotografías, la música. Todo sin excepción.
Aunque me pilla un poco lejos, espero que también me invites a compartir con vosotros un domingo. Y por mi parte, ya sabes que mi casa es tu casa.

Muchísimos besos,

Susi.

Migsan dijo...

Querida y dulce Mirna , después de leerte no tengo más que decirte que me encantas, que me gusta tu blog y que aquí tienes una fan incondicional, muuuuuuuchos besos para todos