martes, 12 de enero de 2010

Buscando y encontrando y encontrando sin buscar. Marquesa de chocolate




Cuánto tiempo, ¿verdad? Desde el año pasado, uf, ya casi echaba de menos esto de escribir. Siempre busco un momento, un tema, una excusa... pero no siempre los encuentro y, claro, pasa y pasa el tiempo. Creo que este año va a ser el año de las búsquedas y espero tener suerte. De momento, eso parece. Chiara, mi perra, se perdió hace hoy una semana; ha aparecido sana y salva (un poco tristona, pero creo que eso es normal). Ha estado varios días deambulando por ahí, pero, gracias a Dios, los días de frío los ha pasado con su ángel de la guarda (una chica se la encontró y se dio cuenta de que se había perdido, así que la ha tenido en casa hasta hoy, que la ha llevado a un veterinario).

Otros encuentros satisfactorios están relacionados con la cocina y los blogs. Buscando qué hacer con el azúcar invertido (vaya cosa), me topé con el blog de Las tentaciones de los santos, que no tiene desperdicio alguno, una maravilla para los que nos gusta cocinar y degustar. También me he encontrado con otra maravilla de blog, La manzana dulce de Eva, forofa del chocolate, por lo que veo, y de Julie Andrieu (al igual que yo). Para aprender a hacer pasta fresca me abrió los ojos A mí lo que me gusta es cocinar, una mezcla de cocina española e italiana maravillosa. Y por último, y sin buscarlo, me topé un buen día con My Little Things, otro blog precioso con unas recetas muy originales y con unas presentaciones de quitarse el sombrero.

Sin querer, mi amiga Susi, en su blog Aprendiendo cada día me ha hecho reencontrarme con mi tarta favorita, la tarta sácher, todo chocolate para fundirlo en boca. Y de chocolate en chocolate, me acabo de encontrar con una caja de bombones Lindt, otro auténtico placer.

Así que, chocolateada como estoy brindo por mi perra que ha vuelto a casa, y os traigo hoy una receta de Julie Andrieu, la marquesa de chocolate, que os pongo a continuación

¿Qué necesitamos?
- 250 g de chocolate para repostería
- 250 g de mantequilla
- 4 huevos
- 4 cucharadas de azúcar

Vale, ya lo tengo todo, ¿ahora qué?
1. Elegimos el molde apropiado, mejor uno alargado. Lo aceitamos y lo forramos con film transparente dejando bastante plástico por los lados (que sobre bastante mejor).
2. Ahora vamos a fundir el chocolate. Esto lo podemos hacer a fuego lento, sin dejar de remover; o al baño María; o en el microondas, vigilando constantemente y removiendo para que no se nos queme (mejor en un recipiente de cristal). Una vez derretido, le añadimos la mantequilla cortada a cuadraditos y mezclamos muy bien, hasta obtener una mezcla homogénea. Apartamos del fuego.
3. Separamos las yemas de las claras de los huevos, y batimos las yemas con el azúcar hasta que blanqueen. Añadimos ahora el chocolate con la mantequilla y mezclamos bien.
4. Batimos ahora las claras a punto de nieve, que queden bien firmes. Con una espátula y mucho cuidadito, para que no se nos bajen, vamos agregando y mezclando las claras montadas con la crema de chocolate, levantando con cuidado la masa.
5. Vertemos todo en el molde y lo llevamos al congelador, como mínimo unas tres horas. La sacamos 15 minutos antes de servir.

En el congelador se conserva durante mucho tiempo y es como un helado. Yo prefiero tomarla así. Probadla que está buenísima y es muy fácil de hacer.

Un abrazo.

4 comentarios:

ReyVindiko dijo...

¿Y de dónde sacas tú esas cosas tan raras? ¿Azúcar invertido? Ahhhh, claro, de ahí viene lo de mariquita azúcar, por lo de invertido.
Enhorabuena a los premiados por lo de la perra, porque yo no pensaba buscarle sustituta.

Mirna dijo...

Anda, anda. Que tenías los ojillos brillantes y hasta la abrazaste cuando la recogimos.
Lo de mariquita "suca" muy bueno, y ya me dirás tú de dónde lo saco.
7m

Máster en Nubes dijo...

mmmmmmmh.... qué hambre tengo!!! ¿por Seur me llegaría algo? Un beso a los 6 (+Chiara, +granny)
Smuac

Susi dijo...

Menos mal que Chiara encontró un alma caritativa que la resguardó del frío. Pobrecica, con el frío que está haciendo.

He echado un vistazo a alguno de los blogs que enlazas y con tu permiso me los pongo en blogs muy interesantes, así los tendré actualizados.

Y me voy corriendo a buscar algo de chocolate en la despensa, que después de ver tu marquesa tan uhmmmm, me está entrando el mono chocolatil.

Muchos besos