viernes, 17 de abril de 2009

Santiago




Ayer fue el  cumpleaños de mi hijo mayor, Santiago. Cumplió 9 años y la velocidad que lleva es lo que me llevó a escribir la entrada del otro día. 
Como Yago (así lo llamamos) es muy especial, no ha querido celebrar su cumple con los niños de su clase. Él prefiere celebraciones más familiares. Estaba deseando que vinieran sus primas de Sevilla, pero no ha sido posible. Así que nos hemos ido toda la familia a pasar la tarde a la bolera. Nos hemos reído mucho y la mami, una menda, ha quedado la última. Pero bueno, bien está lo que bien acaba.

Ha sido también un día muy extraño. Por una parte un día cargado de cumpleaños: Yago, Aurora, Margarita, Laura, y muchos más (¿verdad Aurora?), el nacimiento del sobrino de Marga, felicidades; y, por otro lado, un día ennegrecido desde el principio por la muerte: un pobre motorista en la carretera y el padre de Isa (recibe un abrazo muy fuerte). 

Y en un día tan raro como este, y tan cargado de emociones, os invito a una de mis tartas favoritas. Se la vi por primera vez a María Lunarillos, mi musa repostera, y me enamoré de ella. La hice para el cumpleaños de Paloma y la rellené de mouse de chocolate. 
Feliz cumpleaños, Yago y todo aquel que se dé por aludido. 


18 comentarios:

ReyVindiko dijo...

Ay, y no has dicho nada de la muerte del horno. Veremos a ver por dónde sale.

Mirna dijo...

Calla, calla, que eso me trae de cabeza. Un beso.

Sinestesia Gastronómica dijo...

Buenos días Mirna,

Gracias por ojear mi blog, claro que puedes usarlo de ejemplo para hablar de la sinestesia, yo encantada, jejeje...

Pero tengo que escribir más seguido, a ver si lo consigo!!!

Me encatan las presentaciones de tus recetas, son muy divertidas y a la vez elegantes, además que tienen que estar de rechupete.

Besin y buen finde.

Máster en Nubes dijo...

Casi todos los días se tiñen de alegría y alguna tristeza gorda, en fin. Pero con niños es como si hubiera que salir adelante, por eso hay que intentar tenerlos cerca. Tú ya los tienes, los que no los tenemos... intentamos atraereles ;-) de alguna manera para que nos conecten con la alegría de nuevo si la perdemos.

Un abrazo, Mirna, y me encanta que Raquel y tú os hayáis conocido virtualmente hablando. Esto es lo mejor de internet, ... las afinidades ... de piel.

Aurora

Judit dijo...

Uf, acabo de caer en la cuenta de que me llevo nada menos que veinte años con mi primo Yago. No me extraña que me vean más como tita que como prima. En las familias numerosas se dan estas paradojas, cinco años con el menor de mis tíos y con los primos...
Muchas felicidades querido Yago.
PD: espero que puedas superar lo de l.a tragedia del horno. Menos mal que no ha sido la termo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Un beso en la frente para nuestro Santiago. Las primas y la tía también lo besan, pero mi beso es especial, porque está cargado de supernéwtones y supervoltios de potencia muscular matadragones y matamonstruosmalos. Y para los anfitriones, más besos.

Ángeles L. Satorre dijo...

¡¡¡MUCHAS FELICIDADES YAGO!!!
Qué mayor. A mi con mi sobrina Carmen me ocurre lo mismo, la semana que viene hace su primera comunión y recuerdo que hace nada la tenía en mis brazos contándole cuentos matemáticos para atraerla a mi lado oscuro, jeje.
Lo importante es disfrutar cada momento con ellos.
Un besazo.

Marta dijo...

Un besazo enorme para Yago, creo que hizo la mejor elección para su cumple y decidió pasarlo con quién realmente disfruta, su familia. La tarde en la bolera suena genial y seguro que todos (menos la que quedó la última, jajajaja) lo pasasteis fenomenal.
La tarta me da una envidia mala, malísima (jijiji) intenté hacerla, pero jamía las manos nos son las mismas y así salió, jajajaja.
Pero no me rindo y lo volveremos a intentar.
Muchos besos para todos.

Mirna dijo...

Pues Raquel, no te preocupes por escribir o no todos los días. Cada uno hace lo que puede. Yo creo que esta semana que entra lo voy a tener difícil; pero ¿qué le vamos a hacer? Tenemos que pensar que esta actividad no es una obligación sino una evasión. Me gusta leerte por aquí. Un besazo.

Aurora, pues sí que es importante tener niños alrededor. Gracias a ellos, hay que teñir a veces la realidad tan fea que nos toca de un color más bonito y alegre. Es como ir a una fiesta de disfraces. Pero lo bueno es que al final acabamos por creernos también esa realidad y la hacemos nuestra. Es un modo de sobrevivir.
Espero que hayas pasado un buen fin de semana. Ya me contarás del brownie.

Judit, qué gracia lo que dices. A ver si tú vas a ser la primitaaaa de la nueva saga de Cottas, jajajaa. De todas formas sabes que te quieren un montón, Dra. Quinnnn.

Mirna dijo...

Jesús, no le mandes tantos supernéwtones y supervoltios de potencia muscular matadragones y matamonstruosmalos, que no hay quien pueda con él. Le has cargado demasiado las pilas y me ha dejado destrozada.
Ya está soñando con el próximo fin de semana, ¿por qué será?
Un besazo, y ayuda a tu mujer con las maletas.

Mirna dijo...

Pues, sí Ángeles. Cada momento que se pase con ellos es crucial y hay que disfrutarlo a tope. La verdad es que necesitaba pasar una tarde divirtiéndome con ellos y como ellos. La ilusión de ir a la bolera, de participar, de comer lo mismo... fue divertidísimo.
Yo te iba a invitar para la semana que viene, pero si tienes comunión... pues nada. Pero si el domingo estás libre ya sabes eh?

Marta. Sí, quedé incluso por detrás de Paloma, jajaja, y menos mal que los chicos no participaban que si no me ganan también. Pero no es justo, porque los niños jugaban con barrera y yo no, ainnnns, qué coraje.

Muchos besos para todos y feliz semana.

María Lunarillos dijo...

Mirna, me ha hecho mucha ilusión ver tu tarta. Te ha quedado preciosa. Espero que a pesar de ser un día raro, pudieras disfrutarlo, y que hoy lo sea un poco menos, al menos de malas noticias.

Un abrazo grande grande.

Marga dijo...

Muchas felicidades Yago, fijate mi sobrinito ha elegido para nacer el mismo día que tú, nueve años más tarde, así que me parece que tu cumpleaños no se me va a olvidar tan facil.
Muchas felicidades, y a por otro año más.

besitos

Mirna dijo...

María, hoy es un lunes, hasta ahora de lo más normal. Mucho trabajo, pero eso es bueno. El fin de semana, finalmente, me ha servido para depurarme un poquito: mucha gente en casa, mucha comida, buen vino y muchas risa, que era lo que más falta hacía. Me ha alegrado verte de nuevo por aquí.
Un beso.

Pues, Marga, sí que había visto lo de tu sobrino, de hecho, creo que lo mencionio en la entrada. Enhorabuena a toda la familia, pero en especial se lo dices a los papis, que estarán que no caben en sí de gozo. Muchas gracias de parte de Yago; me pregunta que cuándo voy a ir a Madrid, que la próxima vez que vayamos no se lo pierde.
Un besazo.

Máster en Nubes dijo...

Mirna, me alegro de tu fin de semana. Y esa tarta ha quedado de muerte, vaya cosa bonita...
Un abrazo
Aurora

Charly Morlock dijo...

Pero digo yo que una radio tendréis no? por lo de escuchar el fútbol y eso jejeje
Un abrazo

Mirna dijo...

Hay varias radios repartidas por la casa: una en el dormitorio, otra en el baño, otra en la cocina, y bueno, tenemos Internete, te aseguro que información no nos falta y además no está tan sesgada como la de la tele.
Encantada de saludarte, Charly. Un abrazo.

Shadowman dijo...

Felicidades Yago