jueves, 16 de abril de 2009

Disculpad mi torpeza


Mi falta de conocimientos informáticos me han pasado cuenta. Siguiendo los consejos de un amigo intenté personalizar un poco más mi blog, pero como habréis comprobado el resultado ha sido nefasto, y al final lo dejo como estaba. No sé qué habré tocado o qué habré hecho mal, el caso es que perdí toda la configuración de los gadgets (o como sea que se llame), no podía poner la foto de mi casa, ni se podía acceder a los comentarios. Algunos de los que me soportáis me habéis comentado que no podíais comentar las entradas. Ya está arreglado: al final, hoy, en la casa del herrero se ha comido con cuchara de hierro ;)
Os agradecería enormemente que si habíais intentado comentar lo hagáis ahora. Hace mucha ilusión sentirse oída desde la distancia.
Hoy no os torturo más. Pero, como siempre, os invito a algo: magdalenas de anís. El licorcito le da un toque delicioso. Os recomiendo que si hacéis magdalenas, probéis a echarle un chorrito de anís dulce en la masa. Ya veréis cómo os sorprende y os gusta.

10 comentarios:

Ángeles L. Satorre dijo...

Ay el mundo de la informática es muy desagradecido a veces. Intentamos mejorar nuestro pequeño entorno virtual y resulta que todo se nos va al garete.
Bueno, una vez puesto todo en su sitio de nuevo, comienzan de nuevo los comentarios,
Me encantó tu ultima entrada. Los miedos de hacernos mayores y de cómo va cambiando la percepción del tiempo es algo inevitable, creo.
Pero Reyvindiko tiene toda la razón, lo importante es tener a alguien al lado con quien pasar menos miedo y tener la gran alegría de ver cómo tus propios hijos están disfrutando de lo mismo que nosotros vivimos.
Así que te propongo una cosa: cuando nos venga una crisis de miedo y vértigo por el paso de los años, nos reunimos con un buen café y un buen postre made in La Casa de Campo a recordar anécdotas de esos maravillosos años.
Un besazo.

Charly Morlock dijo...

No te preocupes, eso son las mil primeras veces ;) pronto podrás ponerlo como te guste, te recomiendo te hagas un blog de pruebas y allí investigues todo lo que quieras, luego pasas lo que te guste aquí.
Un saludo

Mirna dijo...

Ángeles, tienes toda la razón. Es muy importante tener a tu lado eso que tú llamas "mi refugio", especialmente para enfrentarse a algo infrenable y vertiginoso como es el paso del tiempo. Hoy (ya es 17) cumple Yago 9 años, y de verdad, hoy le contaba cómo vino al mundo y lo tengo tan, tan reciente, y hace ya tanto tiempo que noto que se me va de las manos.
Un beso muy fuerte. A ver si nos vemos este fin de semana.

Mirna dijo...

Charly, mira que dijiste en nuestro sitito lo del blog de prueba, pues nada, yo más chula que nadie "esto está chupao". Anda, mira tú que me salió el tiro por la culata. Pero a partir de ahora es lo que pienso hacer. Gracias por los consejos y por haberte ofrecido a echarme una mano (y gracias por la otra información que me has dado: es un blog muy útil).
Besos para todos.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Si te sirve de consuelo, yo intenté una vez personalizar mi blog y fue otro desastre. Me gustaría cambiar los colores del mío, pero igual que a mí me gusta reconocer los blogs de los amigos por sus colores y gadgets (cacharritos de tuneo), me imagino que a los demás les gustará encontrar iguales los del mío. Un beso. ¡Ah, y no te preocupes por el paso del tiempo! El tiempo te ha mejorado.

María Lunarillos dijo...

Me alegro de que ya se haya resuelto... Cambiar los diseños del blog es todo un calentamiento de cabeza. Por cierto, me encanta tu casa. Y el paisaje me resulta muy familiar. ¿Es Jaén? Bueno, puede ser cualquier sitio con olivos, pero como soy de Jaén (aunque viva en Tenerife), ese paisaje me ha traido muchos recuerdos. Y esa casa mucha envidia. :-) Yo también espero tener en unos añitos alguna así.

Un abrazo.

Marta dijo...

Ainss qué ganas tenía de volver a charlar contigo. Y por lo del blog no te preocupes, torres más altas han caído y ahí están, jajajaja
Un besazo, aprovecharé la nocturnidad para comentar la última entrada, me encantó. Además lo haré con alevosía, jajajaja

Mirna dijo...

María, que sepas que eres mi musa y mi inspiración. Tus tartas, tus fotos, tus presentaciones y la forma tan bonita que tienes de escribir y dar recetas, me tiene enamorada desde la primera vez que di contigo en sopa de cocodrilos. Me alegra muchísimo tenerte aquí, es para mí todo un honor.
Y bueno, no es Jaén, mi casa está un poquito más pa'bajo. Vivo en Málaga. Pero se ve que compartimos sangre andaluza por las venas que nos corren.
Un beso muy fuerte, guapísima.

Mirna dijo...

Marta, vaya tortillas las tuyas. Te echaba yo también de menos. Ya sabes que me encanta tenerte en mi casa ;).
Un besazo guapa.

Jesús, guapo, muchas gracias por los ánimos. Al final me tuvo que meter mano David ... al blog, malpensados :) y arreglármelo. Con respecto a lo de que el tiempo me ha mejorado.... muchas gracias por los ánimos: tú que me miras con buenos ojos.
Un beso muy fuerte.

Sinestesia Gastronómica dijo...

Buenas tardes Mirna,

Ya decía yo que no se podía comentar nada en tu blog "lo intenté ayer varias veces". Soy Raquel -amiga de Aurora Pimentel-; me aconsejó que te leyera y no se equivocó, me gusta tu blog, así que te seguiré, jejeje.

Qué ricas magdalenas, tendré en cuenta lo del anís "creo que mi abuela también le añade un poquito a la masa". Bs