sábado, 11 de julio de 2009

Motivos para levantarme cada día



1. La dulce mirada de mis hijos (esa vale por 4 motivos).
2. Sus sonrisas (estas valen por otros 4).
3. El beso de Reyvindiko y su abrazo cuando me hace el café.
4. Las tostadas y el café.
5. La ganache de chocolate.
6. El helado de limón.
7. Hacer pan y disfrutar del olor mientras se hornea.
8. Una copa de vino tinto.
9. Una película con el cañón en el jardín, bajo las estrellas.
10. El olor de la dama de noche.
11. Invitados a cenar.
12. Que Germán (mi peque) me coja la cara y me mire a los ojos.
13. Los caramelos de cereza.
14. Que alguien conteste a mis entradas en el blog.
15. Un masaje en los pies y en las piernas (mientras vemos Dexter).
16. Cantar a toda voz en el coche.

... Con Reyvindiko hay muchos más motivos, pero no para levantarme.

Sigo sin Thermomix, pero veis que no está entre mis preferencias, tampoco el cojín de masajes (¿eh?). Así que os traigo algo que también es muy fácil de hacer entre fogones, la ganache clásica. Apta para cualquier bizcocho, galleta, brownie, o... los dedos de la mano.

12 comentarios:

ReyVindiko dijo...

Aunque suene extraño en estos días, también ganar puntos para el cielo.

Charly Morlock dijo...

Bonitos motivos, si me permites añado uno
17-disfrutar de los amigos
Un abrazo

Jesús Cotta Lobato dijo...

Pues hala, yo te hago un comentario para alegrarte la jornada: éste es uno de mis blogs favoritos: variado, gracioso, entrañable, fino y apetitoso.

Máster en Nubes dijo...

Me apunto al de Reyvindiko, fundamental -de paso, siempre de paso que cantaba Aute-, al otro también y siempre y, por supuesto, ratifico al comentario que me precede ;-).

Coincido contigo en el 6, 8, 10 y 11 y te añado quizás otro que quizás también compartamos: poder acompañar a nuestros "mayores" y verles envejecer, es una gran lección, a veces un poco triste, pero poder estar con ellos es un privilegio.

Un beso, guapa, en fin, que al final la Thermomix no es para tanto ¿eh? y se puede vivir sin ella...

Aurora

Lein dijo...

Y que poco cuestan los motivos más importantes...
Coincidimos en muchos, mi querida amiga!
Un beso enorme

Marjolein

Marta dijo...

Me encantan tus motivos y también comparto mayoría de ellos. Es tan importante darnos cuenta de lo que realmente merece la pena.
Un besazo.

Ángeles L. Satorre dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ángeles L. Satorre dijo...

Querida Mirna, desde Triacastela en pleno camino de Santiago, puedo asegurarte que el dolor en mi rodilla lesionada merece la pena para levantarse al amanecer y entrar en una vereda mágica y caminar en silencio pensando en que quieres llegar a Santiago para abrazar al santo.
Un abrazo enorme y una entrada genial, de nuevo.

Mirna dijo...

Por supuesto, Reyvindiko, un día más, un día menos, pero mejor visto don la botella casi llena siempre. Un besazo, mi amor.

Charly, los amigos siempre son importantes. Debo reconocer que tengo muy pocos, pero son todos muy buenos. Y tengo amigos de procedencia muy variada. Imagina que tengo una pareja de amigos de los de verdad en Extremadura, andaaaa, en serio, muy cerca de Mérida. Un abrazo muy fuerte para ellos.

Jesús, tú hoy me alegras doblemente: con tu comentario y como comensal. Además eres de los que me gusta: todo te complace y todo lo pruebas. Así da gusto. Un abrazo y gracias por tus palabras.

Mirna dijo...

Máster, desde luego que sí. Mi madre, con la que tanto peleo y a la que tanto quiero. Me encanta verla feliz y saber que se siente en su casa rodeada de los suyos. Para mí es muy importante.
Y bueno, después de una semana sin mi nuevo amanecer te diré que ciertamente no es imprescindible pero sí tan cómoda y práctica. Pero vamos que lo he hecho todo a mano. Ha sido toda una prueba. Además me ha servido para desempolvar las revistas de cocina que tenía guardadas con muchas recetas. Ya iré poniendo.
Un abrazo.

Mirna dijo...

Ay, Marjolein. En las cosas más sencillas está muchas veces la máxima felicidad. Todo lo demás es accesorio, aunque también importante. Un besazo para ti, guapísima. Oye, ¿de verdad vendrías en octubre? Eso no me lo pierdo.

Mirna dijo...

Ángeles, llevas dentro a una auténtica peregrina. Me ha conmovido tu respuesta. Muchas gracias y, aunque lleves muchos recados para el Santo, a ver si te acuerdas y le das un apretoncillo de parte nuestra.
Ánimo y muchos besos.