martes, 7 de julio de 2009

Eleftheria Arvanitaki




Como dije en mi entrada anterior, ayer fui al concierto que dio en Málaga esta maravillosa cantante griega, Eleftheria Arvanitaki. Si hiciéramos un ranking con voces femeninas del momento, creo que a ella la situaría en primer lugar. Todas sus canciones te mueven por dentro de una manera u otra. A veces, el ritmo acompasado de las olas del mar griego, mecen tu alma al son de una nana cantada por ella; otras veces, la fuerza de sus canciones te impiden permanecer sentado y te hace vibrar por dentro y por fuera.

Eleftheria yo creo que nació para estar en lo alto de un escenario. Sencilla y divina a la vez; elegante y siempre joven; sabe bien cómo meterse al público en el bolsillo. Además, le gusta que la gente participe acompañándola en sus canciones, con palmas y bailes, pidiéndole canciones y hablando con ella. En fin, se ve que está a gusto allí arriba.

La entrada fue con algunas de sus canciones más conocidas, Meno Ektos, Ti Leipei, Tis kalinichtas ta filia y otras. Luego pasó al disco nuevo, Mírame, con algún tema en español y una versión en griego de una copla española, La cárcel de oro. Estuvo estupenda.

Al final del concierto, yo creo que duró casi las tres horitas, la gente se negaba a dejarla marchar. Los hicimos salir varias veces al escenario. Y es que esta mujer se entrega por completo a su público. Dynata, con toda su fuerza, gente de todas las edades bailando en el teatro, toda una experiencia para el oído y el espíritu.

Si no la conocéis, buscad algo de ella, os la recomiendo. Es por ello que hoy, en lugar de una comida, os pongo un vídeo suyo. Además, ando un poco mustia sin la Thermomix, que me la están poniendo a punto (snif, snif).

10 comentarios:

Lein dijo...

Preciosa, la canción, y eso en Amsterdam... Me recuerda de alguna forma a Cristina Branco y a Haris Alexiou. Suena a verano...

Máster en Nubes dijo...

Precioso.

Y respecto a la Thermomix, ese nuevo amanecer como pone en su publicidad, te diré que como la envidia me corroe... ¡bienvenida al club de las que picamos, batimos y too con la sola ayuda del tercer brazo de Braun!

Hala, que no me das ninguna pena, sufre como nuestras ancestras un poco, vuelve a los orígenes de la era pre-termomixiana y júntate con las que todavía vivimos en ella.

Mirna dijo...

Marjolein a Haris Alexiou no lo conozco, pero lo buscaré a ver qué tal. En cuanto a Cristina Branco, si te gusta, no sé si conocerás a Dulce Pontes, es una pasada la voz de esta mujer. Tiene en concreto una canción que se llama Lágrima, que cada vez que la oigo me hace llorar. Un besazo.

Mirna dijo...

Ay Aurora, yo que buscaba un hombro en el que llorar y tú me tratas con esa crueldad. En fin, a ver qué te crees, hoy voy a hacer el pan A MANO. Y a ver si el nuevo amanecer (que suena a secta y se comportan como tal, no te creas) llega a más tardar mañana.
Un besazo.

Ángeles L. Satorre dijo...

Coincido con Master en Nubes, preciosa la canción. Buscaré más cositas de ella.
En cuanto a tu thermomix, no sabía que estaba "malita". Espero que no sea muy grave, porque a la vuelta del Camino de Santiago necesitaremos tus sabios consejos para iniciarnos en el club.
Muchos besitos.

Mirna dijo...

Ay, Ángeles, la tengo en el sanatorio. Realmente se trata de una puesta a punto, ya que el mes que viene cumple la garantía, y sé que hay cosillas que me tienen que cambiar. Snif, Snif. Hoy he hecho pan a mano y un flan, en fin, a la que le gusta el tema le gusta y punto.
En cuanto al cursillo intensivo cuenta conmigo, ya sabes. Os deseo un feliz Camino, y acordaos de nosotros y mandadles saludos al Patrón.
Muchos besos.

Marta dijo...

Gracias Mirna por la información, no conocía a Eleftheria Arvanitaki, buscaré más cosillas.
Y bueno, espero que la nena se mejore cuanto antes y la tengas en casa lista para dar el 100%, la verdad que se la echa de menos cuando no está, snif, snif. La mía está de capa caída y creo que me va a abandonar un día de estos... a ver si cojo vacaciones y le doy caña, jajajajaja
Un besazo wuapa, te echaba de menos.

Mirna dijo...

Pues sí Marta. Hoy esperaba que me llamarían, pero nada. He tenido que hacer de nuevo el pan a mano, snif, snif. La echo de menos, ay, ay.
Ah y me alegro de que te guste Eleftheria, es genial.

ReyVindiko dijo...

¿Si me fuese yo me harías tanto luto?

Mirna dijo...

Pero ¿por qué le tienes tanta envidia a mis pequeños tesoros? Que si el cojín de masajes, que si la Thermomix, ... mira cada cosa tiene su lugar, aunque sea en mi corazón. Tú sabes que yo a ti no te cambiaba ni por 100 Thermomix, siempre y cuando aprendas a amasar, picar, emulsionar, hacer cremas, natillas, etc, ... ah y unos cuantos masajitos también.
Un beso, sin que nos vean los niños.