domingo, 16 de agosto de 2009

Kyara




Como vulgarmente se suele decir éramos pocos y parió la perra. Pues eso, familia numerosa, abuela incluida (no diré nada de la de Vallecas ;)), y encima, decido tener perro. Ese fiel amigo del hombre y de la mujer (Bibi, no te me enfades) que nos saca las vergüenzas del jardín, ya que su principal tarea es la de buscar y rebuscar qué no debe coger para romperlo y ensañarlo. Esa es Kyara.

Un cruce de labrador con no sé qué, algunos me dicen que con mastín. Nació el 15 de abril, así que en el día de la Asunción cumplió sus 4 primeros meses de vida; aries, si es que en los perros los horóscopos aportan alguna característica. Lo que sí es cierto es que con mi otro aries, Yago, se lo pasa pipa. Creo que comparten algo más que horóscopo.

Los niños, especialmente, están encantados. Una vez superados los primeros miedos, excepto Paloma, que aún le guarda un distante respeto, no paran de jugar con ella. Victoria, especialmente, con sus tres añitos, es la que más tiempo pasa con Kyara. Tanto es así que ayer mismo la vimos rascándose la oreja con el pie y lamiéndose la rodilla, el brazo y el torso; lo de andar a cuatro patas, ladrar, jadear y mover el culo fingiendo un rabo sobra que lo diga.

La tenemos desde el 26 de julio, por el santo de Santiago, y ya es parte de esta casa de campo. Se lo pasa bomba y le tenemos ya mucho cariño. Reyvindiko era el que más pegas ponía, pero en cuanto le vio esa mirada de andaquieremeyverascomodefiendotucasaytugentecuandocrezca, o lo que tan bien representa la mirada de lástima del gato de Shrek 2, no pudo negarse. Y ahí van los dos. Para Kyara, Reyvindiko es el jefe indiscutible de la manada. Yo soy la mami, lo tiene clarísimo y compite con el resto de los cachorros por mis mimos y comiditas.

... Y os preguntaréis que qué horas son estas de escribir, pues bien, mañana, vamos hoy, celebramos mi santo y el de Paloma, así que estaba terminando de cocinar: tartaleta rellena de trufa. Prometo receta, foto y un cachito mandado por Seur, si es que llega.
También prometo entrada riojana, ¿eh? que no lo he olvidado. Es solo que el espíritu zen ya se me ha pasado.

7 comentarios:

ReyVindiko dijo...

¿Quién me iba a decir a mí?
Yo, con mi anticanino pasado, que al final correría jugando con una perrita.
En fin, los amigos de mi mujer son mis amigos. Dejémoslo ahí.

Ángeles L. Satorre dijo...

Querida Mirna, lo primero es dar felicidades para ti y Paloma por vuestros respectivos santos. Cuando os vea os daré un besazo a cada una.
Lo segundo es deciros que Kyara está preciosa y más grande desde la última vez que la vi.
Lo de los perros es algo especial. Yo pienso que hay un perro para cada persona, en el sentido de que existe un animalito que es el que hace que se te quite el miedo por ellos (ese es mi caso, y la perra en cuestión se llama Dama), o bien que entres por el aro de tener mascota en casa, como es Kyara en vuestro caso.
Seguro que va a ser una perra fiel y cuidará de todos y cada uno de los miembros de esta maravillosa y gran familia.
Un abrazo
Ángeles.
P.D.: Hemos entrado en el club: tenemos Thermomix, así que necesito de tus sabios consejos querida Mirna.

JackLondon dijo...

Pues, ¡¡Muchas Felicidades a las dos!!

ReyVindiko, ¿¿Anticanino pasado??
la verdad es que no me esperaba esa faceta suya, aunque al final seguro que es el que más la quiere, ¡¡vengaaaa admítaloo!!

Saludos

Máster en Nubes dijo...

Mirna, Reyvindiko, no sabéis lo que me alegro. Guapa, guapa... buena mezcla de razas, mejor, más dura será, mejor la mezcla al pedigrí siempre...

Espero que no sea más trabajo para Mirna, de verdad que lo espero, es es mi único pero.

Y para Reyvindiko te diré que una perra hembra si la entrenáis un poco, pero también aunque no lo hagáis, de una manera instintiva va a defender mucho a la casa, a sus habitantes. Viviendo en el campo es importante tener un perro, de verdas lo digo, aparte de que haga compañía a los niños y se lo pasen bien con ella.

Cosa curiosa: los perros inmediatamente reconocen al jefe de la manada, necesitan jerarquía, y son unos machistas siempre, donde hay un tío una mujer no pinta nada (como jefa, digo). La vida natural tiene esas cosas ;-), hablaremos con Bibiana al respecto.

Hala, besos, majos, que sois más majos que las pesetas (o euros ya)
Aurora

Jesús Cotta Lobato dijo...

El espíritu zen lo puedes recuperar cuando todos se duerman dándote un chapuzón bajo las estrellas. Por cierto, las cuatro estrellas que se veían con el telescopio a derecha e izquierda de Júpiter son satélites suyos: Io, Ganímedes, Europa y no me acuerdo del otro. Un beso y para Kyara una carantoña.

JackLondon dijo...

¿Llegará algún día esa entrada riojana?
Lo digo porque, como tarde mucho, el tiempo irá borrando paulatinamente esos bellos recuerdos, cuan río arrastra hojas hacia el infinito mar, y no podrá contagiarnos literariamente ese espíritu Zen tan ansiado.

Saludos

Marta dijo...

Uy no me extraña que estéis como locos... es preciosa, tengo a Celia conmigo y lo primero que ha dicho: "no quites el wua wuauuuu... porfaaaaaaaa" por aquí están deseando :( pero tendrán que esperar un poquito más...
Un besazo y a ver si me pongo al día.