martes, 27 de octubre de 2009

El tatuaje





Aquí os presento el tatuaje de Reyvindiko. Es su brazo derecho, de verdad, no es broma. El cambio de edad le ha sentado así, ¿qué le vamos a hacer? Todavía quedan tres hechos más para empezar a preocuparme, ya lo dije en la entrada anterior: el gimnasio, Monica Bellucci y el pelo engominado (esto último, sin ánimo de cachondeo).
Bueno, pues os explico, se trata de la cruz de San Benito. Esta cruz tiene de particular que es la que se usaba y se sigue usando en los exorcismos. Cada serie de letras corresponde a las iniciales de una oración en latín para expulsar al diablo.
Empezando por las cuatro letras en cada ángulo de la cruz, dice así: Crux Sancti Patris Benedicti (Cruz del Santo Padre Benito); paso ahora a la cruz central: Crux Sacra Sit Mihi Lux (Mi luz sea la cruz santa), Non Draco Sit Mihi Dux (No sea el demonio mi guía). El semicírculo derecho dice: Vade Retro Satana (¡Apártate, Satanás!) Numquam Suade Mibi Vana (No sugieras cosas vanas); y el izquierdo: Sunt Mala Quae Libas (Pues maldad es lo que brindas) Ipse Venena Bibas (Bebe tú mismo el veneno).
El De paso de debajo no está en la cruz, pero creo que necesita poca explicación ¿no?
Original, ¿verdad? Cuando me empezó a hablar del tatuaje ya me lo veía yo con el legionario Amor de madre, o el dragón chino, o algo más moderno, como el nombre de los cuatro niños en chino o en celta. Supongo que este último le resultaría tentador, pero claro, ¿y si viene un quinto o un sexto? sería poco práctico, yo en el paritorio y él en el tatuador (aunque bien pensado me sentiría acompañada en el dolor).
No sé qué sorpresa me espera en el futuro. No quiero pensar lo que se tatuará dentro de diez o quince años (de verdad que no quiero ni pensarlo).

Un beso a todos.

14 comentarios:

ReyVindiko dijo...

Pues se me ocurren muchas cosas más que tatuarme, pero aquí me he plantado, no te preocupes.
Ya sabes que soy muy caprichoso y que hago de mis deseos parte de mi alma. Me gusta recordármelo con ese De paso, que también canta Franco Battiato menos poéticamente pero con mayor claridad y cercanía al mensaje.
Sí, de todo me canso.
Menos de ti.
A Dios gracias y por más que le pese al diablo.

Máster en Nubes dijo...

Qué alegría esta entrada nueva en tu blog, Mirna.

Pues a mí eso del tatuaje así me ha encantado. Un tatuaja como Dios manda, -huy, nunca mejor dicho- y no esas tonterías de tatuaje que hay hoy en día que ni son tatuaje ni son ná. Asumo que a vuestros hijos les molará un montón además.

Respecto a lo de Mónica Belluci yo no se lo haría mirar, Mirna, creo que está muy extendido ese síntoma y que entra dentro de lo totalmente normal a los 30 y más adelante, es una epidemia que hay y no se pasa, pero vamos, que se convive convive con ella por lo visto.

Y lo del pelo engominado pues... en fin, aquí ahí sí que me quedo zin palabras, eso no me lo esperaba yo, y francamente me parece raro raro raro.

Un abrazo a los 6+ otro solo para la abuela+ otro para la loca esa de perra que tenéis que está como una verdadera cabra (es una perra-cabra, me temo).

Aurora

Jesús Cotta Lobato dijo...

Pues ahora que veo este tatuaje, creo que Reyvindiko debería ponerlo de moda en la red, enviando la foto a todas las páginas de tatuados, que son bastantes. Así, los tatuados se librarán de ser poseídos por el Draco. Me alegro mucho, Mirna, de volver a leerte. Un beso para tus churumbeles de parte de los míos.

Mirna dijo...

Me alegra a mí también leer vuestros comentarios. Como os podéis imaginar, estoy a tope de trabajo en todos los sentidos.
Reyvindiko, lo de que eres caprichoso no es nada nuevo,pero que vamos, si te quieres hacer otro tatuaje, donde sea, eres muy dueño de ti mismo.

Aurora, guapa, lo de MB, el gimnasio y el pelo engominado, todavía no ha llegado, pero me lo espero de un momento a otro; de hecho, lo primero supongo yo que sí, pero es muy prudente y caballeroso y no dice ná.

Jesús, qué chasco tiene mi hijo. Pero tiene que aprender que en la vida se depende mucho de las decisiones de los demás y hay que intentar ser feliz en el intento. Un besazo. Le comentaré a Reyvindiko tu consejo de mandar la foto, a ver qué dice.

Marga dijo...

me alegra mucho volver a leerte, y no creo que tengas que preocuparte demasiado por el futuro, seguramente con tatuajes, o sin ellos, con gomina o repelaos, seguireis siendo igual de felices, y seguirá siendo un honor el conoceros y formar parte de un rinconcito de vuestras vidas.

Judit dijo...

Menos mal, pensé que lo del tatuaje no tendría cabida en tu blog, con la de miga que se le puede sacar. Yo siempre creí que mi padre sería el primero en tatuarse (ya sabeis que se puso un pendiente hace años). Cuando le pregunté que si sería él el siguiente me contestó: "es que tu madre no me deja". Y ya sabeis lo sumiso que es el pobre.
Reyvindiko, te queda bien y sólo se ve si tú quieres, que es lo importante en estas cosas. Ejercita el deltoides, que con los años corres el peligro de que se asemeje más a una breva. Besitos.

Mirna dijo...

Marga, un beso muy fuerte para vosotros. Oye y que tu marido no lo vea, no vaya a ser que se le antoje uno. Ahora, que con lo apañá que eres se lo haces tú con una aguja de punto ;)
Yo estoy por tatuarme el logotipo de la thermomix. ¿Te apuntas?

Mirna dijo...

Judit, tu madre ya le deja que se lo haga. Lo que pasa es que el dónde se lo va a hacer está con mucho secreto y eso me escama. Quizá cuando vuelvas te encuentras la sorpresa.
Un beso muy fuerte, guapísima y disfruta en los Madriles.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Pero, bueno, esto qué es.¡Se me van a tatuar todos los Cotta!

Monica dijo...

Me encanta Rey, es original, yo he estado tentada miles de veces, pero siempre termino ojeando esos libritos que tienen los tatuadores y acabo saliendo del establecimiento como entre, y encima tengo a los nanos con aquello de "" tu eres madre"" vamos la traducción es vieja, se niegan en rotundo y el padre los apoya, pero bueno igual algún dia , Mirna ahora te toca a ti
Un besazo y no me hagais nunca mas lo del otro dia quiero veros.

Mirna dijo...

Uy, Mónica. La verdad es que habría estado bien difícil. Yago se puso malo por el camino y tardamos como dos horas más. Llegamos a Madrid con la hora justa, además, ya sabes que no quería romperos planes.
Con respecto a los del tatuaje, pues mira, tan fácil como ir e hacértelo; luego, que opinen lo que quieran, ¿no? Pero vamos, que la idea primera de David era tatuarse en la frente: "¿puedes leer mi mente?" Me costó lo mío convencerlo para que no lo hiciera.
Un besazo, preciosa y para todos los tuyos otro.

Lein dijo...

Chica, te he echado de menos por aquí. Me alegro mucho de leerte de nuevo... Beso

ReyVindiko dijo...

Dos bendiciones recibe
Mi brazo tatuado:
La del libro antigua
Y el gemido de tu aliento

Mirna dijo...

Me encanta, mi Rey
7m